La Aurora de Nueva York

Alejandro Sanz

  • Genero: Pop Internacional
  • Website: Não informado.
  • Nacionalidade: Espanhola
  • Enviado por: Letras de Músicas

Letra da música

Alejandro Sanz - La Aurora de Nueva York

Música enviada por: Letras de Músicas

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.

La aurora llega y nadie la recibe en su boca
no hay mañana ni esperanza posible.
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.

Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraíso ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes,
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.

La luz es sepultada pos cadenas y ruidos
en imúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.

La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras...


La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno...

letrasdemusicas.com.br Esta letra foi retirada do site www.letrasdemusicas.com.br

Informações da música

Avaliação:
Acesso(s):
Ponto(s):
Média de pontos:
Fãs(s):

  1. FAQ
  2. Política de privacidade
  3. Anuncie aqui
  4. Fale conosco
  5. Como funciona?

©2003 - 2019 Letras de Musicas.com.br. Todos os Direitos Reservados.

A música La Aurora de Nueva York de Alejandro Sanz como todas as outras, são de propriedade da banda sendo permitido somente a visualização das letras de música encontradas no Letras de Músicas, vedada sua reprodução e cópias através de qualquer outros meios. (Lei 9610/98)